¿Nos hacemos… un cine español? “El refugio del mal”

roman_destacada

Por Román de Alba

el-refugio-del-mal-felix-cabez-vanavision-660x400

Película que fue estrenada en las navidades del 2002. Thriller escrito y dirigido por Félix Cábez. Quien… tras ocho versiones del guión y nueve años de espera, nos regaló esta inquietante cinta. Realizada con la ilusión propia de toda ópera prima. Donde se entremezclan bellas instantáneas – Benasque (Huesca) y Navacerrada – con la dureza propia de grabar a las cuatro de la madrugadas con temperaturas cercanas a los -8ºC.

Desde el principio del metraje, nada es lo que parece ser. Ni la trama ni los actores. Curiosamente, el director tuvo el acierto de poner a varios de ellos en registros ajenos por los que más se les recuerda. Sin ir más lejos, un pequeño papel – aunque no por ello menos inquietante – de un recuperado Alfredo Landa; tras su vintage «Landismo» y esa época ochentera como detective «Crack» bajo la batuta de José Luis Garci. De igual manera, descubrimos colaboraciones como las del veterano Jack Taylor o la prometedora Nur Al Levi.

Sinopsis

Martín (Daniel Freire) llega a un misterioso hotel siguiendo las reglas de un extraño juego. Mientras espera a su hermano, conoce a la dueña del establecimiento (Rosana Pastor) y a la hija de esta (Lucía Jiménez). Un lugar alejado del mundo y con idiosicrasia propia. Donde impera su propia ley – bastante sui generis – y los forasteros son vigilados de cerca.

Película para disfrutar de interpretaciones como la de Daniel Freire (menos relajado que en su baño de barro junto a Paz Vega; que diría mi compañera de fatigas en «Camino del Fresnedal») o la propia Lucía Jiménez; a quien pudimos ver este invierno en la serie de La 1… «Hospital Valle Norte». Pareja protagonista junto a Rosana Pastor. Y lo que parecía ser el clásico trío amoroso tapa una trama bastante sórdida.

¡Qué bien lo reflejan estos versos de Rubén Darío!

… y la carne que tienta con sus frescos racimos,

y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

y no sabemos adónde vamos,

ni de dónde venimos…

Por demás, aún resuena en mis oídos… «I´m not in love» (del grupo británico «10 C.C.», aquí versionado para la ocasión por Sexi Sadie). Temazo de una época perdida… cuando las lentas engrandecían el vinilo y empequeñecían vergüenzas propias y ajenas.

En definitiva, os dejo con… EL REFUGIO DEL MAL.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *