Panorama político complicado tras el 10-N

Pese al hartazgo generalizado, los españoles volvimos a cumplir ayer en las urnas con una participación del 69,87%, en una jornada en la que los grande protagonistas fueron VOX por su espectacular subida respecto a las elecciones de abril (52 escaños frente a 24) y Ciudadanos por su desplome (10 escaños frente a 57), de modo que se intercambiaron las posiciones, pasando VOX a ser la tercera fuerza más votada y Ciudadanos, la sexta, por detrás de Esquerra Republicana (13 escaños).

El PSOE de Sánchez fracasó no sólo porque bajara 3 escaños desde abril (120 frente a los 123 con los que partía), sino porque la convocatoria de estas elecciones era la estrategia de Sánchez para revalidarse como presidente, creyendo que podría gobernar en solitario dados los buenos resultados que le auguraban las encuestas. Pero no fue así, y no solo no subió meteóricamente de votos, sino que perdió tres escaños. Está claro que sus electores le han castigado por su incapacidad de formar gobierno y que su nefasta gestión de la crisis en Cataluña y su estrategia de remover el pasado, no le han funcionado.

Pablo Casado ha sabido recuperar el voto centrado que ha perdido Ciudadanos, por lo que ha logrado para el Partido Popular 88 escaños frente a los 66 del mes de abril, pero ha dejado escapar el voto situado más a la derecha que se ha pasado en tromba a VOX.

Los de Abascal lograban una gesta histórica con una meteórica subida que ha posicionado a VOX como la tercera fuerza política de nuestro país, con 52 escaños frente a los 24 que obtuvo en el mes de abril.

Ciudadanos quedó tocado y hundido. Albert Rivera reconoció anoche su fracaso tras desplomarse de la tercera a la sexta fuerza política, con 10 escaños frente a los 57 que obtuvo en abril.

Unidas Podemos ha sabido mantenerse exactamente igual, con 35 escaños; y Esquerra Republicana baja 3 escaños, pasando de 15 a 13, pero se convierte en la quinta fuerza política de España.

La jornada electoral se vivió con normalidad y sin incidentes, a pesar de tensa situación que se vive en Cataluña. En esta ocasión, los independentistas habían acordado a través de las redes sociales y mensajes de móvil difundidos de forma masiva, permitir la celebración de las elecciones sin violencia para poder demostrar en las urnas su deseo de convertir Cataluña en un estado independiente y republicano.

Los resultados electorales en Brunete

En Brunete se contó con una participación del 74,73%. Siguiendo la tendencia nacional, los grandes protagonistas fueron Ciudadanos y VOX. En el caso de la formación naranaja, el protagonismo fue causado por su devastador desplome, pasando de ser la fuerza más votada en el municipio el pasado mes de abril con un 22,5% de los votos, a ser la quinta con un 9%.

Respecto a VOX, siguiendo la estela de la fulgurante subida nacional, en Brunete ha pasado a ser el segundo partido más votado (partía de la tercera posición), pasando de un 19,92% a un 25,02%.

Por su parte, el Partido Popular de Brunete se halla en primera posición, prácticamente en empate técnico con VOX, al que supera en un 3%, con un total del 28,28% de los votos. El Partido Popular de Brunete no ha rentabilizado la importante tendencia de subida de los populares a nivel nacional, con un incremento del 7% a nivel local frente al 25% de subida en España y tampoco ha sacado rédito del desplome local de los naranjas, que han descendido entorno al 60%.

El PSOE se ha mantenido prácticamente en las mismas cifras, obteniendo un 19,03% frente al 19,36% de abril; y Unidas Podemos ha descendido del 15,25% al 12,14%.

COMENTA LA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *